Ministro de Economía de Cuba critica la búsqueda de MLC

El ministro de Economía y Planificación de Cuba, Alejandro Gil Fernández, criticó a las empresas estatales que buscan ingresos en MLC «a cualquier costo».

«Tenemos bien claro cuáles son los canales por los cuales las empresas acceden decentralizadamente a la divisa: exportando; encadenándose productivamente con la Zona Especial de Desarrollo Mariel, con la red de tiendas mayoristas y minoristas autorizadas a vender en MLC y con los exportadores; y vendiendo en el comercio electrónico», dijo Gil Fernández al Consejo de Ministros de Cuba.

El funcionario reconoció que actualmente el país pasa por un momento complejo y hay escasez de divisas, pero eso no significa que tengan que adquirir el capital extranjero de cualquier manera.

«Hay una intencionalidad de venderle todo al sector no estatal en divisas», reconoció el dirigente cubano, quien invitó a reflexionar sobre los efectos a largo plazo que provoca este tipo de decisión.

En primer lugar, destacó que los trabajadores del sector privado compran esas divisas en el mercado informal y pagan a las empresas estatales con una moneda que no generaron, un costo que se traslada a los precios que debe enfrentar después la población.

«Al final de la jornada hay una apreciación de la población de que todo está en dólares o en pesos cubanos con un tipo de cambio implícito en esa moneda», enfatizó.

Criticó que esos resultados no se corresponden con el diseño de descentralización de la divisa y las ventas minoritas en MLC que propusieron desde la dirección del país.

«Hemos pedido a las empresas que autogestionen la divisa, pero por los canales establecidos; no de cualquier manera. Lo vamos a corregir», dijo.

Gil Fernández adelantó, durante la presentación del Plan de la Economía para el 2022, que el diseño pretende corregir esas distorsiones de las políticas impulsadas por el Partido Comunista, y en ese sentido adelantó que analizarán a las empresas estatales que venden en el mercado minorista con MLC sin autorización.

«No es ninguna decisión de ninguna empresa poner sus ventas en divisa. Las ventas en divisa están aprobadas, una por una, por el Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros», finalizó.

El economista cubano Elías Amor analizó las palabras del ministro Gil Fernández y el plan estatal para el próximo año, y no solo consideró que se trata de un ejercicio fallido, demostrado en la práctica con la implementación de políticas erradas, sino que se hace necesario cambiar con urgencia la manera en que se concibe.

«La cuestión es quién, qué y cómo se prioriza lo que se tiene que hacer. Porque en democracia plural, el gobierno busca equilibrios parlamentarios para lograr definir sus prioridades de acción. Pero con la hegemonía comunista como en Cuba, está muy claro lo que se tiene que hacer, porque las órdenes salen del sanedrín del partido», dijo Amor.

Previo a ese encuentro ministerial, Alejandro Gil Fernández declaró que las medidas que adopta su gobierno para enfrentar la crisis económica actual responden al modelo político existente.

“Nada es improvisado, nada responde a una urgencia o a determinada presión, todo está en perfecta armonía con el modelo que, soberanamente, hemos diseñado los cubanos y que estamos enfocados en su construcción”, manifestó durante el II Foro Empresarial Cuba-2021.