Gobierno cubano recrudece cerco represivo a Camila Acosta

Siete hombres para vigilar a una mujer sola, deberían de sentir vergüenza, expresó la periodista a la cara de los represores, cuando salió a botar la basura, contó en su Facebook.

Al ver a sus siete represores, Camila Cabello no pudo resistir su indignación y, asumiendo el peligro de ser arrestada, expresó que «no dejaba de impresionarme la imbecilidad de los órganos represivos cubanos», frente a una mujer sola, en casa y desarmada.

La periodista vinculó el refuerzo de la presencia policial en el entorno de su vivienda a la conmemoración del primer aniversario del 27N, cuando intelectuales y artistas cubanos protestaron frente al Ministerio de Cultura, y supuso que otros reporteros y opositores también estén sitiados en sus casas.

Cuando un gobierno teme a su propio pueblo y recurre a mecanismos intimidatorios y violatorios de los derechos humanos, está, irremediablemente, condenado al fracaso y a los repudios actual y futuro, concluyó Camila Acosta.

La periodista cubana acumula 135 días de reclusión domiciliaria y el gobierno cubano reforzó su cerco represivo en vísperas del 15N y este sábado, cuando siete represores vigilan a la reportera.

Camila Acosta advirtió al gobierno que no se marchará al exilio, pese a que corre el riesgo de afrontar un año de cárcel por supuestos desórdenes públicos e incitación a delinquir, con los que el régimen intenta desacreditar su cobertura de las protestas del 11J y sobre la crisis de #Cuba.

CiberCuba