Fallece en La Habana periodista Fernando González de la agencia AP

El periodista Fernando González de la agencia AP falleció este lunes en La Habana a los 60 años, tras sufrir un ataque cardíaco en su residencia de la capital cubana.

De acuerdo con un despacho de su agencia, González durante décadas le dio cobertura a importantes historias en América Latina, con un reconocido espíritu gregario, fuerte y compasivo en situaciones de crisis.

La editora ejecutiva de AP, Julie Pace, aseguró que Fernando representaba lo mejor de esa agencia de noticias, porque “era un excelente periodista y le encantaban las grandes historias”, además de ser “un colega cálido y afectuoso, alguien cuyo impacto se sintió en todos los rincones de la organización. Lo extrañaremos mucho».

Fernando González era uruguayo de nacimiento, pero realizó sus estudios secundarios en Chile y los universitarios en la Universidad de Miami.

En sus inicios como periodista trabajó en una estación de radio local antes de pasar finalmente a la producción de noticias.

Comenzó a trabajar a tiempo completo en la AP en 2002 como productor en jefe de noticias de televisión en La Habana, luego en 2014 pasó a ser el editor regional de videos para América Latina y el Caribe en la sede de la agencia en Washington, DC.

En 2016 fue el subdirector de noticias en Ciudad de México y regresó a Cuba en 2020 como director de noticias para el Caribe y los Andes.

Entre sus historias más reconocidas están el asedio de rehenes de 1996 en la residencia del embajador japonés en Perú, el impacto del huracán Mitch en Centroamérica en 1998 y el golpe de 2004 contra el presidente haitiano Jean-Bertrand Aristide.

También informó en 2007 desde la Antártida sobre la visita del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, además de darle cobertura a los viajes papales a Cuba de Juan Pablo II, el Papa Benedicto XVI y el Papa Francisco.

También reporteó la única visita de un presidente de Estados Unidos a Cuba, por parte del mandatario Barack Obama, en 2016, y la muerte de Fidel Castro durante ese mismo año.

De acuerdo con la periodista Anita Snow,  Fernando González además de ser «un gran periodista» y «un ser humano aún mejor: cálido, generoso y siempre amable», “probablemente conocía América Latina mejor que nadie”.

A González le sobreviven su esposa Lisa, sus hijos María Linda y Nicolás, y tres nietos, así como sus padres.

CiberCuba.