«Ellos me temen más a mí que yo a ellos»

La activista cubana Lizandra Góngora Espinosa afirmó en un mensaje de audio enviado desde la prisión, donde deberá estar 14 años por manifestarse el 11 de julio de 2021 en Güira de Melena, que la larga condena en su contra demuestra el temor del régimen hacia los opositores en el país.

«Me condenaron a una sentencia de 14 años de privación de libertad y no voy a negar que estoy triste porque extraño a mis mambisitos, pero no me siento vencida y menos derrotada, me siento más fuerte y más lleno de odio contra estos terroristas», expresó en su mensaje, difundido por la organización defensora de los Derechos Humanos en la isla, Cubalex.

«Las guerreras como yo no se rinden por tan poca cosa, con esa condena me demostraron que ellos me temen más a mí que yo a ellos», agregó.

También dijo al pueblo de la nación caribeña: «solo les pido es que no nos dejen en el olvido y cuiden a mis mambisitos, que yo voy a seguir dando guerra a esos hijos de puta», aseguró Góngora Espinosa, quien es miembro del Partido Republicano Cubano.

«Mis principios en mi posición política no son negociables, no voy a bajar la cabeza ni a doblar mis rodillas», subrayó.

Góngora Espinosa fue acusada de sabotaje, robo con fuerza y desorden público –junto al periodista independiente Jorge Bello Domínguez– como presuntos responsables del ataque a la tienda en Moneda Libremente Convertible «La Imprenta», en Güira de Melena, durante las protestas del 11J.

Bello Domínguez fue condenado a 15 años de cárcel en el mismo caso.

La Fiscalía Militar de Artemisa mantuvo en un limbo legal a los dos activistas desde su detención en julio de 2021, sin dar a conocer la petición por sus presuntos delitos hasta mediados de marzo de 2022.

La petición fiscal inicial fue de 15 años por los supuestos delitos de sabotaje con carácter continuado, robo con fuerza, desacato y desórdenes públicos.

El esposo de Lizandra Góngora, Ángel Delgado, denunció en febrero que, desde que ella ingresó en la prisión de mujeres El Guatao, la Fiscalía la ha estado presionando para que se declarara culpable de los delitos, pero ella defendió su inocencia.