Dos meses sin llamadas telefónicas para prisionero político y manifestante del 11J

Yordis García Fournier, prisionero político y manifestante del 11 de Julio (11J) quien se encuentra recluido en la prisión provincial de Guantánamo ha sido castigado a dos meses sin llamadas telefónicas. 

La suspensión del derecho a realizar llamadas telefónicas tiene lugar tras la huelga de hambre realizada por García  durante el pasado mes de noviembre, segun dijo «El Barbero», un reo común, a Cubanet via telefónica. Por ese medio se supo que García Fournier fue sometido a un consejo disciplinario encabezado por el jefe de la prisión, también conocida como Combinado, y el jefe de la Seguridad del Estado (DSE) en la unidad penitenciaria, entre otros oficiales. 

García Fournier sostuvo un ayuno de 13 días reclamando que se le permitiera usar ropa de civil blanca y le concedieran los 25 minutos de llamadas telefónicas establecidos en el reglamento penitenciario. Asimismo, reclamaba que se le permitiera usar una vasija personal para comer y no las bandejas sin higiene de la prisión.

García Fournier fue detenido el día 11 de julio en la avenida Camilo Cienfuegos, de su natal Guantánamo. El opositor enfrenta una petición fiscal de cinco años por el supuesto delito de “alteración del orden” y “desacato”. Según el régimen, el activista violó el orden constitucional al participar en una “protesta ilegal” y ofendió al gobernante cubano Miguel Díaz-Canel, a quien llamó “singao”.

Se trata del segundo proceso penal contra García Fournier, quien en 2008 fue sentenciado a un año de privación de libertad por el supuesto delito de “resistencia”. 

Fuente: Cubanet